Saltar al contenido

Como Criar y Reproducir Canarios

Las aves son grandiosas mascotas, y los canarios ofrecen música y alegría con sus trinos, por ello resulta atrayente la idea de acompañarlos en su crecimiento y el nacimiento de nuevos ejemplares.

Sigue los consejos que te vamos a dar, no se trata de colocar una pareja en una jaula y ya está. Debemos cuidarlos correctamente y saber cuál es su ciclo reproductivo.

Cuidados

Su jaula:

Son unas aves muy activas y vitales. Para que vivan cómodos, las parejas de canarios necesitan por lo menos un espacio de 90 cm de largo, 50 de ancho y 70 de alto.

Limpieza de la jaula:

Debe realizarse a diario para evitar la acumulación de excrementos y restos de comida.

Luz natural:

Lo ideal es colocar los canarios en un sitio que reciban la luz del sol de mañana. Si el sitio donde los tienes habitualmente es de interior, ten la precaución de sacarlos a diario por las mañanas y poner la jaula en un sitio donde tomen el sol.

Cuidar el sueño:

De igual manera, los canarios requieren tranquilidad para dormir, por ello, si los tienes en una habitación en el interior, y para proporcionarles un sueño sin perturbaciones, debemos cubrir su jaula cada noche con una manta.

Alimentación e hidratación:

Hay que asegurarse de proporcionarles una cantidad de agua y comida suficiente para evitar posibles conflictos.

En cuanto a su dieta, consumen principalmente semillas y alpiste, aunque también pueden comer frutas como la manzana, naranja o plátano y verduras como la lechuga, espinaca, col o zanahoria; al comer es preferible que su comida sea cortada en pequeños trozos.

Visitas al veterinario:

Si notamos anomalías en los canarios lo recomendable es acudir al especialista, para que sea éste el que realice las pruebas adecuadas y nos indique que tenemos que hacer.

Preparar para el verano:

Alrededor de dos meses antes de la llegada del verano es necesario realizarle chequeos a los canarios y desparasitarlos y ofrecerles alimentos con alto contenido de vitamina E, todo esto acompañado de una alimentación óptima.

Teniendo esto claro, podemos pasar a hablar de la crianza y reproducción.

Época reproductiva

Se da de manera estacional, específicamente en el verano, cuando los días tienden a ser más largos y ofrecen más horas de luz.

Las aves se pueden empezar a emparejar desde la primavera de manera que se acostumbre uno a la presencia del otro; un factor importante es que en la jaula debe existir una rejilla que los separe hasta el momento en que empiece el celo.

Una vez que empieza la época de celo lo podemos discernir por el comportamiento de nuestros canarios, los machos adoptan actitudes dominantes y demostrativas, cantan mucho más alto y en el caso de las hembras su vientre se inflama.

La comunicación en la jaula

Luego de que los canarios tengan tiempo de encontrarse en un ambiente mutuamente compartido, empiezan a sentirse cómodos con el otro, el momento en que eso pase el macho le dará a su compañera comida a través de la rejilla y si se gustan pueden empezar a construir su nido.

Si los canarios no están preparados para la procreación hay dos escenarios posibles, primero puede suceder que no creen un nido y sigan conviviendo armoniosamente, o por el contrario pueden volverse agresivos entre sí y en dicho caso será necesario separarlos.

El ritual reproductivo empieza cuando el macho se acerca a la hembra y la atrae con su canto, en el caso de que ella lo apruebe baja sus alas para que el macho suba a su espalda y se le haga posible copular.

El nido

La mejor opción es comprar un nido artificial en el cual la canaria utilice el pelote o pelo de cabra para volver dicho nido en un cálido soporte para sus huevos.

La puesta

Lo corriente es que la hembra ponga entre 5 y 8 huevos. Lo hará poniendo uno por día, aunque en ocasiones se toma algún día para descansar, para continuar poniendo al siguiente.

Cuando la hembra termina de poner todos los huevos es cuando empieza a empollar.

Para asegurarnos de que todos los pichones nazcan al mismo tiempo existe un truco. Cada vez que la hembra ponga un huevo, se lo quitamos y le ponemos un huevo de plástico, para que no note la diferencia. Cuando la canaria termine de desovar cambiamos los huevos de plástico por los suyos originales.

La higiene es fundamental, cada vez que toquemos los huevos, lavate muy bien las manos o emplea guantes para manipular los huevos, para evitar que la canaria note olor humano y rechace criar los huevos.

Después de 3 días empollando los huevos revisamos los huevos al trasluz para averiguar si tienen embrión.

Si no lo vemos el embrión repetimos la operación a los 5 días.

Si tampoco lo vemos entonces es que el huevo no está fecundado, debemos retirarlos del nido para dejar sitio a otro que pueda poner.

La hembra estará incubando durante alrededor de trece días, hasta el momento de la fertilización y futura eclosión.

Crecimiento de los pichones

Los pichones nacen ciegos, sordos y con poco plumaje, de color negruzco en los de plumaje oscuro y de color más claro en aquellos blancos o amarillo.

Durante el crecimiento de los polluelos, lo ideal es no perturbar a la madre excepto para proporcionarle alimento y agua. Los pichones abren los ojos al cuarto día. Los padres cuidaran a sus crías sin que precisen tu atención.

Para facilitar su crecimiento procura tener siempre en la jaula agua fresca y comida para canarios de buena calidad. Una mezcla de semillas y vitaminas es la más adecuada.

También completa la alimentación diaria con “pasta de cría” , algún trozo de fruta o verdura y les ponemos en el agua unas gotas de “ vitaminas para aves”.

Deberás comprar en las tiendas especializadas tanto la pasta como las vitaminas.

Cuando los polluelos cumplen las 3 semanas están aptos para abandonar el nido. En ese momento puede repetirse el ciclo reproductivo, hasta un máximo de 5 veces por temporada.

Los canarios son aves fascinantes y muy bonitas que cambian todo con su canto, y tener el placer de acompañarlos durante su ciclo de vida es muy hermoso.