Saltar al contenido

Consejos para una Buena Salud Sexual

Salud Sexual
Spread the love

La Salud Sexual no es solamente usar métodos anticonceptivos, es un concepto bastante amplio que abarca diversos ámbitos, el social, físico, mental y emocional, ya que cada uno de estos influye directa e indirectamente en la sexualidad de las personas, y mantener un equilibrio entre estos factores es vital para garantizar una buena salud sexual.

Verse afectado por problemas laborales por ejemplo, influye en la concentración de cualquier persona, el tener que pensar en cuidar su trabajo, mejorar el rendimiento, evitar faltas son situaciones que dejan de lado la intimidad, el ámbito sexual.

Mantener una condición física deficiente, con problemas de salud y bajo rendimiento influye de la misma manera, en primer lugar por el estrés que causan estas dolencias y por el hecho de no poder rendir adecuadamente en la intimidad.

Sin embargo, puedes realizar algunos cambios en tu día a día que poco a poco te permitirán reducir el efecto de estos problemas en la intimidad:

Actividad física. Salud Sexual

De baja a moderada, no es necesario que seas un ratón de gimnasio o adicto al fitness con dietas estrictas y rutinas de 2 horas diarias 6 días a la semana.

Cualquier actividad que te permita quemar algunas calorías y despejar tu mente es suficiente, como bailar, trotar, nadar, tan solo 20 minutos al día con 10 minutos de estiramiento 3 o 4 veces a la semana serán suficiente para que en pocas semanas notes cambios en tu cuerpo, tu salud y tus emociones, ya que esta comprobado que realizar actividad física libera endorfinas, las cuales ayudan a mejorar los episodios de estrés.

Un cambio de look

La autoestima juega un papel fundamental en nuestras vidas, si no te sientes conforme contigo, no te aceptas tal cual como eres, difícilmente podrás dar todo de ti, por la incomodidad y la falta de seguridad que esto acarrea.

Un cambio de look te permitirá visualizarte como otra persona, resaltar tus atributos y hacerte ver tus puntos fuertes, sácale provecho, no lo dudes.

Diviértete

Si, quizás suene trillado, pero es necesario dedicar un par de horas a la semana a hacer lo que de verdad te guste, sal a bailar, ve a la playa, sal a comer o al cine, invierte en ti, por lo general solo prestamos atención a aquello en lo cual invertimos dinero y tiempo, así que, en que mejor forma de gastarlo que en ti mismo (a).

Siempre protégete. Salud Sexual

Nunca esta demás oírlo, la salud sexual va tomada de la mano de una sexualidad sana, si no tienes una pareja estable, a quien conozcas hace tiempo y puedas tener la confianza plena en esta, lo mejor es que siempre uses métodos anticonceptivos, no solo se trata de evitar un embarazo repentino, también de evitar contraer alguna enfermedad que te haga pasar un mal rato o incluso una situación mucho peor.

Deja los vicios de lado

Algunas malos hábitos como el tabaco y el alcohol en exceso tienen un efecto seriamente negativo en tu vida sexual, ya que influyen directamente en el rendimiento durante el acto sexual, impidiéndote disfrutar al máximo de esta actividad, llegando a causar descontento en tu pareja, sin dejar de lado los efectos negativos en la salud general.

Confianza

Tanto en sí mismo, como con tu pareja.

Complacer a cada persona no es una tarea sencilla para no decir imposible, la única forma de poder lograrlo o al menos estar cerca de hacerlo, es mediante la comunicación asertiva, habla abiertamente sobre las cosas que te gusta hacer, como te gusta hacerlo y en qué momento.

El sexo es una actividad de practica constante y retroalimentación, si entiendes esto, tienes todas las de ganar.