Saltar al contenido

Uñas Postizas

Uñas con dibujos
Spread the love

Cuidarse las manos es para muchas personas un momento de relajación, y lucir unas uñas hermosas no es posible de vez en cuando, por eso os mostramos algunos tips para Uñas Postizas principalmente por falta de tiempo en la semana.

Al momento de ponerse uñas postizas lo que se desea es que tengan un aspecto bonito y que asimismo se vean naturales, lo que es a veces un problema y no se obtiene el resultado deseado.

Lo principal es cuidar y mantener hidratadas las manos, ya que ¿de qué vale tener una manicura atractiva mientras las manos están maltratadas y descuidadas? Eso arruinará el aspecto por completo.

También, debemos cuidarnos las uñas naturales, limarlas, evitar usarlas para abrir cosas, doblarlas o exponerlas a químicos por un tiempo prolongado.

Con esos puntos ya en consideración pasamos a la elección y montura de uñas postizas.

¿Que uñas postizas elegir?

Existen varios tipos de uñas postizas, cada una con formas y acabados distintos; la mejor manera de saber cuál es la que mejor va con tus uñas naturales es probándolas todas y finalmente tomar una decisión.

Un punto importante de ponerse uñas artificiales es el toque de naturalidad que estas deben dar, procurando siempre que luzcan propias y no montadas.

A continuación te mostraremos los tipos de uñas postizas que existen y cuáles son sus características.

Uñas Acrílicas

Estas son las más recurridas, principalmente por su durabilidad y lo cómodas que son.

Están hechas a partir de la mezcla de un polvo acrílico, el cual lleva por nombre polímero, y un agente líquido especial, monómero, eso acelera el secado y por ende no se hará uso de una lámpara de luz ultravioleta.

Son duras y se adhieren muy bien a las uñas, lo cual hace que sean resistentes y de las favoritas.

Si se les agrega un esmalte color piel, marrón claro o rosado, pueden hacer que estas luzcan naturales.

Uñas de Gel

En comparación con las acrílicas, su acabado es mucho más natural, lo que es un punto a su favor.

Son fáciles de poner y muy cómodas, aunque se tendrán que agregar varias capas de gel; luego para sellarse se hace uso de la lámpara de luz.

Para removerlas es sencillo pero son más débiles que las acrílicas, por tal motivo recomendamos quitarlas con ayuda de profesionales.

Uñas de Porcelana

En cuanto a la dureza estas son sin duda más resistentes que las de gel, pero más débiles que las de acrílico.

También, en cuanto al aspecto son muy parecidas a las de acrílico.

Su aplicación es laboriosa ya que son hechas de fibra de vidrio y hay que hacer moldes de acuerdo a las uñas de la persona que se las va a colocar, por lo que tardará un poco.

Requieren un cuidado constante y su acabado se acerca a un tono rosado claro, lo que las hace lucir naturales y bonitas.

Uñas Esculpidas

A estas, al igual que las anteriores, también hay que darles la forma de acuerdo a nuestra uña, esto se hará esculpiéndolas, como indica su nombre, y alargando la lamina de metal poco a poco.

A diferencia de las de porcelana, estas no poseen ese tono rosado, sin embargo, a medida que se va esculpiendo la uña, esta va tomando una forma que las hace lucir bastante reales y por ende naturales, que es lo que queremos.

El único inconveniente de las uñas esculpidas es que son muy frágiles, por lo que hay que estar cuidando de ellas y retocándolas.

Una recomendación que podemos darte para que tus uñas postizas puedan lucir lo más naturales posibles, es que evites ponértelas demasiado largas.

Evita agregar varias capas de pintura, pues eso las haría lucir muy gruesas y por lo tanto menos naturales.

Unas uñas hermosas dan mucho de qué hablar, por eso es importante que cuides las tuyas, tanto las naturales como las postizas.